Noticias

 
  • Las cuentas del próximo año ascienden a 5,23 millones de euros, que supone un incremento del 8,5% respecto al ejercicio anterior.
  • Las obras de mejora de la calle Areatza, la puesta en marcha de un servicio de transporte que una el centro con los barrios, la revitalización del pequeño comercio, los programas de empleo, el apoyo al tejido asociativo o la apuesta por mantener el servicio de acompañamiento nocturno en fiestas, son algunas de las medidas que se contemplan en los nuevos presupuestos.
  • El Gobierno municipal muestra su satisfacción por la aprobación de las cuentas que contribuirán a consolidar la estabilidad institucional y económica del municipio, a garantizar unos servicios públicos de calidad y a mejorar la calidad de vida de todos los y las plentziarras.

El Ayuntamiento de Plentzia tendrá nuevas cuentas para el ejercicio 2020. Con los 6 votos a favor del gobierno municipal (EAJ‐PNV) y los 4 votos en contra de EH Bildu, la sesión plenaria celebrada esta mañana ha servido para dar luz verde a la aprobación inicial de los presupuestos municipales del próximo año 2020.

De esta forma, el consistorio, que durante el actual ejercicio ha funcionado con las cuentas prorrogadas del 2018, dispondrá de un nuevo presupuesto que asciende hasta los 5,23 millones de euros. En términos comparativos, supondrá disponer de unos 500.000 euros más, es decir, las presentes cuentas conllevan un incremento del 8,5%. El Gobierno municipal ha expresado su satisfacción por la aprobación de las cuentas.

Afirman que se trata de una buena noticia para Plentzia, puesto que contribuirán a consolidar la estabilidad institucional y económica en la localidad y permitirá desarrollar proyectos e iniciativas importantes, pensando siempre en los intereses generales de los vecinos y vecinas del municipio.

Elixabete Uribarri, alcaldesa de Plentzia, ha manifestado que “la aprobación de unos nuevos presupuestos ayudará sin duda a garantizar unos servicios públicos de calidad, amejorar nuestro municipio y la calidad de vida de todos los y las plentziarras, sin dejar a nadie atrás. Se trata de un presupuesto responsable, equilibrado y serio. El rigor y el control exhaustivo de las inversiones y gastos serán los criterios fundamentales del equipo de Gobierno. Estas cuentas contribuirán a que Plentzia siga creciendo”. Uribarri ha subrayado que serán 3 los principios que inspirarán la acción del equipo de Gobierno: la racionalización del gasto, el mantenimiento del estado de bienestar y la mejora del espacio público. “Ello nos ha llevado a apostar fuertemente por un proyecto como el de la renovación de la calle Areatza” recalca la alcaldesa. El Gobierno municipal ha admitido 7 de las 32 enmiendas presentadas por el grupo de la oposición. Las 32 aportaciones tenían un valor de 567.376 euros, de manera que las 7 enmiendas aceptadas ascienden a un importe económico de 240.622 euros.

Se destinarán 638.846 euros a inversiones, un 12,20% más

En lo que se refiere a las inversiones, las cuentas municipales del 2020 contemplan un incremento del 12,20% alcanzando la cifra de 638.846 euros. Gran parte de esta cuantía, irá destinada a la puesta en marcha de los trabajos de mejora de la calle Areatza, una de las principales arterías que atraviesa el municipio de Plentzia llegando hasta la localidad de Gorliz. Se trata de una obra necesaria y demandada por vecinos y vecinas de ambos municipios. Las obras de acondicionamiento y reparación integral de esta vía tendrán un coste total de 604.000 euros con el principal objetivo de mejorar la seguridad vial en la zona. Además de mejorar el firme de la carretera, se reformarán las aceras, se renovará el alumbrado público y se desarrollarán mejoras en la red de saneamiento. Cabe recordar, que esta actuación cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Gorliz, que se responsabilizará del 28% de la inversión, mientras que el Ayuntamiento de Plentzia asumirá el 72% restante. El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia se ha encargado de la redacción del proyecto y la dirección de la obra. Otra de las iniciativas importantes que recogen las cuentas del año que viene es la puesta en marcha de un nuevo servicio de transporte público que comunique el núcleo urbano y la estación de metro con los barrios o más alejados del centro del municipio.

El impulso a la economía local será otros de los ejes estratégicos del nuevo presupuesto. El turismo, la revitalización del pequeño comercio o la puesta en marcha de programas de empleo en colaboración con Behagintza tendrán mucho peso en la acción de gobierno. Esta apuesta supondrá una inversión total de 276.573 euros. A pesar del condicionante que supone acometer un proyecto tan importante como el de la renovación integral de la calle Areatza, el equipo de Gobierno ha realizado un esfuerzo considerable por mantener partidas tan importantes como las de Acción

Social. Es más, está prevista la puesta en marcha de un proyecto potente orientado en la instalación de detectores de humo en hogares de personas mayores de 80 años con el objetivo de garantizar aún más la seguridad de este colectivo. Asimismo, se ha hecho un esfuerzo notable por mantener el importe de las subvenciones concedidas a las asociaciones, entendiendo, una vez más, que la labor que desempeñan es fundamental para Plentzia. Se destinarán 63.500 euros para grupos deportivos, 56.300 euros para grupos culturales, 34.700 euros para actividades deportivas, 24.600 para ONGs y 102.367 euros para el desarrollo de actividades socioculturales. Se mantienen todas las actividades culturales potentes de años anteriores y se suman otras dirigidas en su mayoría al público más infantil y personas mayores.

La optimización de los recursos materiales y de la oferta cultural será otra de las líneas de trabajo del actual equipo de Gobierno. Se dotará a la biblioteca municipal de libros infantiles y juveniles puesto que hasta ahora, no ha existido esta oferta de lectura.

Para finalizar, tras la buena acogida que tuvo la iniciativa, el Gobierno municipal mantendrá el servicio de acompañamiento nocturno en fiestas de San Antolin. Cabe recordar que se trata de una medida destinada a todas las personas mayores de 13 años que se sientan inseguras en el momento de regresar a sus viviendas y que está abierto a cualquier género y edad, aunque su vocación es servir de apoyo, especialmente, a las mujeres ante las posibles agresiones sexistas.