Noticias

 
  • Esta decisión afecta a el Carmen y a las fiestas patronales de Madalena y San Antolin. Del mismo modo, también quedan en suspenso San Kristobal (fiestas del barrio de Gatzamine), las fiestas de Saratxaga, los festejos de San Inazio y la fiesta de San Nikolas. Por otro lado, la organización de las fiestas de Isuskitza también anuncia su suspensión.
  • Atendiendo a los criterios marcados por las autoridades sanitarias en el contexto de la crisis producida por la COVID19 , el Ayuntamiento de Plentzia y Plentziako Jai Batzordea acuerdan la suspensión de dichos eventos, así como de la tradicional Sanjuanada.
  • Si la situación sociosanitaria lo permite, a medida que se acerquen las fechas se valorará la posibilidad de organizar festejos o actividades que respeten las directrices establecidas en cada momento por las autoridades competentes. La seguridad de la ciudadanía será siempre la prioridad absoluta.

Ante la prohibición de realizar actos con afluencia masiva de personas y respetando los criterios y consejos marcados por las autoridades sanitarias con motivo de la crisis generada por la COVID 19, el Ayuntamiento de Plentzia y Plentziako Jai Batzordea han acordado la suspensión de las fiestas estivales, una decisión que afecta a eventos de gran arraigo como el Carmen, y las fiestas patronales de Madalena y San Antolin. También quedan en suspenso citas como como San Kristobal (barrio Gatzamine), las fiestas de Saratxaga, los festejos de San Inazio que se concentran en la plaza de la iglesia, y la fiesta de San Nikolas (Barrenkale). Del mismo modo, queda suspendida la tradicional Sanjuanada. Y la organización de las fiestas de Isuskitza también ha anunciado su suspensión.

Ayuntamiento y Comisión señalan que seguirán colaborando y trabajando en alternativas para tratar de que la fiesta, de una u otra manera, esté presente en las calles de Plentzia. A medida que se acerquen las fechas, si el escenario sociosanitario lo permite, y siempre a expensas de lo que establezcan las autoridades competentes, se estudiará la posibilidad de poder organizar alguna actividad o festejo, garantizando en todo momento la seguridad de las personas asistentes.

El Ayuntamiento expresa lo difícil que ha sido asumir esta decisión inevitable. “Sabemos lo relevantes que son estas citas festivas, tan emblemáticas, tan seña de identidad y que se caracterizan por su naturaleza participativa. No obstante, consideramos que lo sensato y responsable es suspender las fiestas. Es una decisión dura pero acertada en pro de la seguridad de todas y todos”.

Desde Plentziako Jai Batzordea subrayan que en estos momentos “la prioridad son las personas y su salud”. “Ante la situación socio-sanitaria generada por el coronavirus, creemos que es el momento de actuar con responsabilidad”, añaden. “Creemos que es la decisión correcta y seguiremos trabando por unas fiestas sin parangón”, afirman.